jueves , diciembre 8 2022

El ser generativo del coach

Por Oscar Lalanne

Entrevista a la Past president del Capítulo Argentino de la Internacional Coach ICF Argentina  2013-2015, Master Coach Lidia Muradep, Directora de la Escuela Argentina de PNL y COACHING  , MCC de la Internacional Coach Federation (ICF),  Coach Ontológico Internacional, Empresarial y Life Coaching. Mentor, Coach Master y Trainer Internacional en PROGRAMACIÓN NEUROLINGUISTICA, Master Coach de la AAPC Master Coach Profesional de la AACOP, Directora de la Escuela Argentina de PNL y COACHING ,Instructora  de Coaching, nacional e internacional.

EL SER GENERATIVO DEL COACH

Por Lidia Muradep para Conciencia Hoy

Gregory Bateson define el Espíritu como: “El patrón que conecta todas las cosas juntas como un tipo de mente mayor de la que los individuos somos un subsistema”. ¿Cómo vivimos nuestra experiencia de pertenencia a un sistema más amplio y determinante que nuestra propia identidad?. Se trata del espacio interno que nos conecta con nuestro ser más profundo, aquello que llamamos esencia.

Robert Dilts y Stephen Gilligan, hablan de cambios generativos y se refieren a crear algo más allá de lo que existe, en la vida personal o profesional.

Desarrollar un estado generativo implica un altísimo nivel de relación mente – cuerpo, concentración, escucha y flexibilidad fluidas; una
respuesta mental creativa a cualquier desafío existente y una profunda conexión con recursos positivos más allá del estado del ego personal.

El  “ser generativo” es un estado trascendente. Trabajaremos para “encontrar la llamada en nuestra vida”. Para ello, necesitamos cruzar el umbral de nuestra frontera de comodidad. Una vez que lo cruzamos hay un riesgo: ya no podemos volver atrás, sólo hay un camino hacia adelante. Es un territorio nuevo a recorrer. Una conciencia alterada puede llevarnos a ese nuevo territorio, no nuestra mente corriente.

Partimos del desafío de lograr que se sientan más vivos en el mundo. Saber que allí donde hay luz también hay sombras, regalos y heridas. Vivir una vida plena es saber manejar tanto unas como otras. Traemos heridas de nuestra historia familiar, de nuestra cultura y de nuestra experiencia cotidiana. Lo que vamos a hacer es poder conectarnos con los regalos que nos permitan curar esas heridas.

Si no encontramos esta “llamada” la vida es penosa, nos sentimos confundidos, podemos tener problemas de salud y hasta perder la
capacidad de ayudar a los demás. Y eso ocurre cuando nos separamos de nuestro Centro: cerramos el canal y olvidamos la llamada que cada
uno de nosotros tiene en su interior, que nos lleva a la acción y a ser quienes somos. Algunas personas nunca la oyen. Es cosa de cada uno de
nosotros mantener abierto el canal. Uno ve cuando la gente ha perdido su alma y nuestro trabajo como Coaches es despertar el alma de nuestros Coachees. Para eso, es necesario trabajar primero con nosotros mismos.

La llamada exige ser más de lo se ha sido…
Esta es una “llamada a la contribución”;
es más energía vital para el mundo.

Es probable que escuchemos esta llamada en situaciones y tiempos distintos, en experiencias que despiertan una sensación de expansión. Otras veces, las llamadas provienen de los síntomas.


 Escuela Argentina de PNL & Coaching
CABA Gurruchaga 592 – Tel. 011 4854-0055
info@escueladepnl.com.ar

Ver también

“El Sex-Coaching no es solo hablar de relaciones coitales”: Verónica Olicón

La calidad de la vida emocional y sexual está directamente relacionada con la autoestima, afectando …