sábado , julio 24 2021

La actitud en equipos de alto rendimiento

(Ipaulkiser)

Por Alex Rovira

La actitud es el multiplicador del conocimiento, la habilidad y el compromiso. No puede haber transformación si no hay una extraordinaria actitud positiva presente y futura: en el ahora dando lo mejor de nosotros en cada instante, y en el futuro, compartiendo esperanzas, visiones y sentidos que impulsen el compromiso.

En este video se analizan a fondo las claves para impulsar el alto rendimiento de los equipos de trabajo creando fórmulas para la cohesión, la creatividad y la confianza, a partir de herramientas poderosas de transformación como:

  • Carácter optimista.
  • Confianza en sí mismo.
  • Responsable de su suerte.
  • Espíritu emprendedor.
  • Tranquilidad ante la incertidumbre.
  • Coraje
  • Disposición a trabajar en equipo.

Los pies en la tierra, la cabeza en las estrellas y el corazón palpitante para ayudar a crecer al otro y de este modo crecer uno mismo.

La Actitud Mental Positiva, es decir la práctica consciente para elegir nuestra mejor actitud ante cualquier circunstancia a partir de la aproximación del Dr. Victor Frankl.  Descripto como la no-postergación y la determinación; o cómo la gestión de las micro-habilidades, permite una acción continua, resolutiva y de logro. La voluntad de servir con excelencia, dando lo mejor al otro e invitando a la reciprocidad desde la entrega ejemplar. Ésta es la generosidad magnética gracias a la cuál rompemos expectativas y generamos la emoción de la sorpresa positiva y de la alegría, que son fundamentales para la calidad vincular.

La humildad y la gratitud, valores esenciales para tener los pies en el suelo y mantener procesos de mejora continua.

En consecuencia, describe varios atributos que cotidianamente por ser obvios, son obviados. Y que son características que utilizan en la NASA para la selección de astronautas. Estos atributos se pueden extrapolar al mundo cotidiano y emplearlos a la hora de elegir a los integrantes de cualquier proyecto en la vida. No puede haber transformación sin actitud extraordinaria de cambio, sino, nada aporta el SABER (conocimiento) y el HACER (habilidad). De este modo necesitamos desarrollar actitudes positivas con los pies en la tierra, la cabeza en las estrellas y el corazón palpitante para ayudar a crecer al otro y de este modo crecer uno mismo.

Ver también

“Convertimos problemas cotidianos en trastornos mentales”

ENTREVISTA | ALLEN FRANCES/ elpais.com Catedrático emérito de la Universidad de Duke, dirigió la considerada ‘biblia’ …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *