jueves , diciembre 8 2022

Los secretos para ser feliz

(Itucambiodevida)

Cómo alcanzar la felicidad desde los pensamientos

El cerebro es el órgano más importante del ser humano, pues está encargado de controlar y regular desde las funciones del cuerpo tan vitales como respirar hasta del manejo de la conducta y las emociones.

El cerebro tiene capacidades aproximadamente 100 mil millones de neuronas que a través de contactos eléctricos determinan acciones, pensamientos y emociones, que a su vez generan resultados en la vida de las personas. Cada experiencia vivida transforma el cerebro y tenemos la posibilidad de reprogramarlo para cambiar patrones aprendidos, y de esta forma lograr mejores resultados”.

Los últimos estudios en neurociencia demuestran que el pensamiento determina cómo es la vida de una persona y que es posible cambiar en cualquier etapa de la vida.

 La felicidad

“La razón de la vida es ser feliz, pero no nos dicen cómo. Además del concepto errado actual del significado de felicidad, que se encuentra en el tener: un auto, una casa, pareja, hijos perfectos… cuando en realidad se trata de un estado que se genera voluntariamente. Para alcanzar la felicidad, se debe ser consciente del estado mental en el que nos posicionamos, no se trata de las circunstancias sino de la manera en que éstas se interpretan y se asumen”, afirma Rocío Suárez, Master Trainer de PNL en Latinoamérica.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que para ser feliz hay que ser responsable, es definir lo qué se quiere, reafirmar las convicciones personales y disminuir los temores, además de implementar un plan de acción para llegar al resultado. “Es un tema de visualización, no es imaginar el auto rojo, es definir qué debo hacer para conseguirlo, como por ejemplo, ser más productivo”, agrega la especialista.

¿Cuáles son los conductas fundamentales para alcanzar la felicidad?

Adaptabilidad:

Es la capacidad de adaptarse a las situaciones. Para desarrollar un sentido de adaptabilidad es imprescindible reforzar algunas habilidades cognitivas del ser humano, y que se convierta en un proceso que permita entender el origen y evolución de los fenómenos naturales, sociales o emocionales, buscando una mejor toma de decisiones, maneras proactivas de afrontar los problemas y realizar los ajustes necesarios para una mejor calidad de vida.

Decisión:

Definir lo que uno quiere o no quiere. Esto se logra con determinación para actuar ante una situación que presenta varias alternativas. La palabra proviene del latín decisio, que significa «opción tomada entre otras posibilidades». Corresponde a la etapa final de un proceso de razonamiento orientado a la solución de problemas, así como el emprendimiento de opciones que pueden modificar el curso de los hechos. Las decisiones suelen estar relacionadas a dilemas, situaciones ante las cuales las personas tienen razones para seguir más de una posibilidad, y algunas decisiones pueden ser más dilemáticas que otras. Por lo tanto, toda decisión implica una transformación o un cambio de dirección, y plantea nuevos retos a futuro.

Optimismo:

Apuntar a que todo salga bien. El optimismo nos deja ver los acontecimientos decepcionantes como situaciones temporales que podemos superar. Nos da fuerzas para seguir intentando cosas en vez de darnos por vencido. Se caracteriza por una tendencia a confiar en que el futuro sea favorable, por lo que contribuye a afrontar las dificultades con buen ánimo y perseverancia. Una persona optimista logra identificar y valorar lo positivo de cada circunstancia e individuo, adoptando nuevas maneras de pensar, y practicando nuevos hábitos.

Fuente: portafolio

Ver también

¿P.N.L. ó Coaching?

 Graciela Marchetti Coach Es como preguntarle a un niño: “¿Quién es mejor, mamá o papá?” …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *