La motivación personal puede ser el aspecto más importante en el logro del éxito de una persona; sin embargo, uno de los grandes obstáculos que encontramos en el camino hacia una vida mejor, es la falta de motivación.

A menudo sabemos lo que debemos hacer para lograr nuestro objetivo, pero aún así dudamos y algo nos aparta del rumbo o simplemente no nos dan ganas de hacer lo que se requiere.

Para ello, proyectar en tu cerebro aquellas recompensas a tu empeño y dedicación es una de las técnicas más efectivas para adquirir motivación inmediata.

Sin duda, la autoestima es fundamental para que creas en ti mismo y siempre te sientas motivado. Por ello, Martha Sánchez Navarro, metafísica de la salud, te explica cómo mejorarla:

Además, para estar siempre bien motivado, te damos estos tips:

1. Respirar profundo: Varias respiraciones profundas y lentas ayudan a oxigenar mejor la sangre, y especialmente despiertan el cerebro.

2. Cambia de actividad y mueve tu cuerpo: A veces el solo hecho de levantarse del escritorio, levantarse de la cama, caminar alrededor de la oficina, de la casa o del patio, lavarse la cara, abrir las ventanas y recibir el sol, ayuda a mejorar los niveles de energía.

3. Ejercicio: No es una solución rápida, pero mucha gente nota un considerable aumento de vigor cuando realiza ejercicio aeróbico regular. En su defecto, tomar todos los días una caminata te hará sentir muy bien.

4. Dormir bien: La calidad del sueño es más importante que la cantidad. No se trata de dormir 8 o 10 horas para levantarte fresco. Las investigaciones parecen demostrar que mientras se consigan por lo menos de cinco a seis horas de sueño, es suficiente si es de calidad, es decir, sueño profundo y sin interrupciones.

5. Música: Diversos tipos de música tienen diversos efectos en nosotros, tú puedes aprender cuál es la que mejor se aplica a tu carácter. Una vez que tú encuentres la música más adecuada debes mantenerla siempre lista y cerca de ti.

Recuerda que si estás contento estarás más motivado, pero si andas deprimido no podrás motivarte. Resuelve tus sentimientos negativos. Practica el perdón; pide disculpas, controla tu ira. Anímate, esfuérzate por apartar de tu vida la tristeza y la depresión.

Fuente: Bienestar Salud180