Todos tenemos inseguridades, y aunque a menudo intentamos sentirnos mejor, lo cierto es que a la autoestima hay que darle un empujoncito. Estas son algunas cosas que puedes hacer hoy mismo para renovar tu energía.

1. Encuentra un Hobbi que disfrutes.

Hacer lo que nos gusta y practicarlo hasta que nos volvemos muy buenos en ello, es una excelente manera de sentirnos mejor con nosotros mismos. No solo porque estamos pasando un momento divertido y podemos dejar volar nuestra creatividad, sino porque desarrollar habilidades nuevas, nos demuestra de qué somos capaces.

2. Pasa más tiempo al aire libre.

Cuando das un paseo al aire libre o haces ejercicio tu cerebro libera endorfinas, responsables de darte una sensación de bienestar. Camina al trabajo, usa tu bicicleta y no pases todo el fin de semana dentro de casa. ¡Notarás el cambio!.

3. Aprende a ver lo bueno.

Mira siempre el lado positivo de todo aquello que te sucede, aunque aparentemente sea una situación no muy favorable, algo bueno debe tener en el fondo y es lo que tu debes ver.

4. Manténte en contacto con tu familia y amigos.

¡Hazte tiempo para ver a tus seres queridos! Pasa más tiempo con aquellos que te quieren.

5. Cambia tu postura corporal.

Eso de “caminar con la frente en alto” no es solo un consejo popular. Realmente da resultados. Las personas que miran a los ojos, se paran derechas y con posturas abiertas, (con los hombros relajados y no encogidos, por ejemplo), son percibidas como más seguras de sí mismas, además de verse más atractivas.

6. ¡Y cambia tu actitud!.

Reemplaza los pensamientos negativos por positivos. Cada vez que pienses “no puedo” o “esto no es para mí”, tómate un momento y pregúntate por qué. Seguramente eso que te provoca malestar no esté relacionado con una experiencia real sino con una sensación tuya.

7. Practica frente al espejo.

Muchas veces nos vemos al espejo y lo primero que vemos es lo que no nos gusta. Intenta hacer exactamente lo opuesto y concentra tu atención en aquello que te agrada. Con el tiempo serás capaz de verte con ojos mucho más bondadosos.

8. Cuida tu aliento.

Sentirse confiado para hablar con los demás, e incluso para acercarse a otras personas, es un gran desafío; pero puede ser más sencillo si no debes preocuparte por tu aliento. Utiliza enjuague bucal después del cepillado para asegurarte horas de frescura.

9. ¡Sonríe!.

Nada más contagioso que una sonrisa. Cuando sonreímos somos percibidos como más sociables y seguros de nosotros mismos, y generamos sentimientos positivos en los demás. Ya lo ves, ¡sentirte bien es más fácil de lo que parece!