Por Cecilia Alvarez.

La confianza es tremendamente poderosa, y es una cualidad del ser. La confianza es como el perfume de una rosa, que al abrirse no importa quien vaya a cautivarse con su perfume, ella va a expandir su fragancia dónde esté.

Tú no puedes confiar en los demás sino confías en ti mismo, y cuando confías en ti confías en la vida.

La confianza es el núcleo esencial del amor. No existe amor sin confianza.

Cuando hay confianza es la expresión más alta del amor, no necesita de otro, no está en alguien ni en una relación, sino que es una cualidad en ti, o existe o no en ti.

Cuando tú confías, no confías en, sino simplemente confías.

Te ha sucedido alguna vez que confíes en alguien que no sea confiable? Eso se debe a que confiar es una cualidad, que va más allás de otro.

Decir que confiar es a raíz de que alguien sea confiable es reducir el poder intrínseco de ésta cualidad, confiar es mucho más que una confiabilidad. Es entrega genuina en el aquí y ahora.

Si tienes una condición para confiar, como por ejemplo que no te engañen, entonces no puedes confiar, ya que la duda es la antítesis de la confianza.

La confianza un valor intrínseco que no viene de la mente, no dá lugar a la duda, no tiene condiciones, no es medible, ni tampoco dirección, simplemente  habita en el aquí y ahora.

La falta de confianza viene del miedo, del no amor, del ego.

Las dudas surgen del miedo, y las dudas son intrínsecas a la desconfianza, donde habita la duda no podemos estar seguros para confiar y actuar desde la confianza, confiar es abrazar la incertidumbre, y dudar procede de buscar certidumbres, de buscar tener todo bajo control.

Por ello digo que confiar es entrega, es abrazar la incertidumbre, es estar aquí y ahora sin pretender controlar.Pretender aferrarnos a la certidumbre es vivir bajo la ilusión del control; y eso es miedo, lo opuesto al amor, lo contrario a confiar.

La confianza precisa de una integridad, inteligencia del ser, coraje y entrega. Cuando tuconfías, confías en ti y en la vida, y en que más allá de lo desconocido tú serás capaz de habitar allí.

Quienes no confían les es muy difícil salirse de su zona de confort.

“No intentes comprender la vida: Vívela!, no intentes saber del amor: Ama! No intentes desentrañar el poder de la confianza desde la mente: Confía!” Osho.

Te invito a salirte de tu no tan cómoda zona de confort, y a que mires tu vida con los ojos de tu niño interior, sorprendido, aventurado por descubrir lo nuevo, extasiado por el aprender desde la experiencia vivida.

La confianza no es una creencia sino una experiencia. La confianza no se puede romper porque habita en ti y no está dirigida. La confianza no se cultiva, se siente. Si quieres confiar vé al centro de tu Ser, y descúbrela.Confiar es adentrarse a lo desconocido con coraje, es experimentar el encuentro con tu ser, el encuentro con la vida misma, sin intelectualizarla sino sintiéndola. Es estar presentes, es habitar el aquí y ahora. Es Ser la competencia PRESENCIA.

Desde el Coaching vemos la Confianza como un juicio, pero no porque sea un juicio, sino que desde el cuestionarnos 4 juicios fundamentales (confiabilidad, involucramiento, sinceridad y competencia) y desde allí es posible abordarla. Sin embargo es lo que más nos cuesta.

Digo que es lo que más cuesta en base a la experiencia vivida en mi proceso y en los alumnos a quienes acompañé/o en su proceso de convertirse en Coaches Profesionales.

¿Cómo es posible crear confianza, confiar en el Coachee y en el Proceso, sino Confío en mi cómo Coach?

En las conversaciones de Coaching es fundamental la triada de la confianza (confiar en mi como coach, confiar en el coachee/cliente, y confiar en el proceso).

Si revisamos los 4 juicios fundamentales de la confianza (desde el Coaching Ontológico) podemos apreciar que excepto el de confiabilidad que es en base a eventos pasados, los otros tres están relacionados con la competencia a mi entender más importante que es la Presencia.

La competencia me habla de mi valor (de lo que puedo aportar al otro en base a mis conocimientos, aptitudes, habilidades y experiencia), el involucramiento me habla de mi capacidad de entrega (mi compromiso con el Otro), y la Sinceridad me habla de mi estar en el aquí y ahora (en lenguaje, cuerpo, emoción y espíritu; entendido desde la Ontología como Ser Coherente).

Quien en una sesión de Coaching no Confía no fluye.

Un Coachee que no siente confianza no se abre, no se entrega.

Un Coach que no confía, como lo domina el miedo, busca tener el control, se enfoca en las preguntas en lugar de la persona que tiene en frente.

Un Coach que no confía en el proceso, no respeta la agenda del Coachee, no ve Posibilidad, no libera su escucha activa y probablemente diseñe acciones demasiado pronto.

Confiar es arriesgar y apostar, es extinguir la duda, observando alerta y consciente. Es no aferrarnos al resultado sino disfrutar del proceso. Un Coachee se lleva mucho más que el Diseño de un Plan de Acción…

Confiar es sumergirte en el mar de lo desconocido y pase lo que pase confiar en ti mismo, confiar es estar dispuesto a tomar riesgos, a equivocarte, a fracasar, a lo incierto, a la vulnerabilidad.

La confianza son los ojos del corazón, la confianza se siente, no se intelectualiza.

Una persona con un gran intelecto es intelectual, en cambio una persona con intelecto al servicio de la experiencia es sabia, y para llegar a ser más sabio es imprescindible confiar, para adentrarse a lo desconocido, sin demasiados interrogantes como para medir los pasos.

“La sabiduría nace de afinar tus emociones y tu mente, y cuando has aprendido a brillar con tu pieza musical tendrás la llave maestra del conocimiento del Ser, para abrir las puertas que tu desees”

La confianza hace que las cosas sucedan, aquí radica su gran poder.

Si quieres aumentar tu estima, confía en tí.

Es tán poderosa la confianza, que nos hace valientes y con coraje. Es imposible ser un líder de equipos o liderar tu propia vida sin confianza. ¿Cuándo se ha visto a un verdadero líder que no confía en sí mismo o en su equipo? Si quieres liderar equipos o liderar tu propia vida es esencial que confíes en ti mismo.

Si quieres ser un emprendedor exitoso es esencial que confíes, ya que confiar es aventurarte, es creer en ti, es ir por más y lanzarte a lo desconocido con coraje y valentía, atreviéndote a Ser.

¿Cómo pretendes vivir en el presente, y disfrutar del proceso sin confiar? Es imposible! Suelta la certidumbre y vívelo.

La confianza es un Valor esencial del ser, que te permite transformar la realidad. Sin confianza NO es posible adentrarnos a descubrir nuevos mundos, a lanzarnos a lo desconocido, ni a salirte de tu zona de confort y aprender. Sal ya de la certidumbre, y aventúrate al conocimiento, a la experiencia nueva, al aprendizaje, a conocer el mundo más allá de su mapa, para crear nuevas posibilidades!!!

Como mencioné anteriormente confiar es abrazar la incertidumbre, lo cual es opuesto a tener el control. El exceso de orientación al control se basa en la desconfianza, en la inseguridad, el miedo a la incertidumbre y a la libertad. Y cuando es llevada al extremo implica aversión al riesgo, reticencia al cambio y bloqueo creativo.

Hace un mes que estoy tomando clases de pintura, y mi maestra me mencionó algo muy curioso que lo artistas toman de referencia para apreciar una pieza de arte, y tiene que ver con pintar con emoción, desestructurando.

Una de las técnicas que utilicé para pintar mi primera verdadera obra de arte fue lograr componer una pieza armónica con pinceladas sentidas, en movimiento, comenzando desde el centro hacia afuera, con dinamismo, sin estar demasiado tiempo enfocada en un área del bastidor, y tomando distancia de la obra y regresando, sólo así es posible realizar la pieza. Lo que buscaba mi maestra es que no la piense sino que la sienta. Incorporé unos grandes aprendizajes, dar pinceladas con confianza y sin miedo a arruinar la pintura, sentirla, moverme, y que lleva un proceso y disfrutarlo.

“Sentir la Vida”. Acrílico. Mi Obra de Arte.

Si quieres confiar conéctate contigo, sal del intelecto y vive la experiencia, y sé más creativo.

El desarrollo es la antítesis del control. El desarrollo es producto de una liberación creativa experiencial, es producto de generar nuevas posibilidades de acción, y sólo es posible palpar lo nuevo soltando la certidumbre y expandiendo nuestro campo de acción.

La confianza te posibilita innovar, aprender, ser más creativo,  crear nuevas posibilidades de acción y ser felíz. Para ello es necesario superar fantasías de control y atreverse a reconocer y gestionar la existencia de un equilibrio vivo e inestable.

Si estás en un camino de desarrollo personal es fundamental cultivar en ti la autoestima y autoconfianza; y si estás en un camino de desarrollo organizacional es crucial que tengas en cuenta que las organizaciones más valoradas a nivel mundial son las que tienen elevados niveles de confianza interna, sentido de pertenencia y sano clima organizacional.

Arriézgate a Ser Vulnerable!La confianza existe cuando decidimos arriesgarnos a la vulnerabilidad, sin temor inhibitorio a las futuras consecuencias; surge al soltar el control y aventurarnos, en el estar en el aquí y ahora, provocando un sentimiento que nos abre posibildades.

La sabiduría helénica denominaba empistosini “creer en” al término confianza, derivado del latín que en realidad debería llamarse “sin fianza”, sin fiducia o prenda dada al contratante en seguridad al buen cumplimiento de una obligación.

Sin confianza no existen líderes, no es posible delegar, no hay proyectos posibles ni emprendimiento exitoso, como tampoco es posible disfrutar el presente o generar un ambiente de cooperación y amoroso.

El precio que pagamos por la desconfianza es la exigencia, autoritarismos, ignorancia, carencia de disfrute, estrés crónico, depresión, burocratización, autoritarismos, exceso de objetivos, resultismo, miedo; lo cual genera importantes costos emocionales, mentales y económicos.

La falta de confianza acarrea una gran pérdida de energía dirigida al control, comunicaciones deficientes, sin permeabilidad al aprendizaje ni al desarrollo.

Los costes emocionales de la desconfianza son la falta de franqueza (desde la Ontoogía: Incoherencia), falta de autonomía (Poder Personal) o generación de dependencias o sobrecargas, agobio, tristeza, inmadurez, cinismo, temor, autoritarismo, falta de compromiso y de colaboración.

La confianza es una variable crítica en las relaciones, evolución económica, desarrollo de equipos de alto rendimiento, liderazgo, éxito, desarrollo y felicidad, y a su vez es un valor esencial del bien-estar emocional.

La confianza es esencial para el Amor, la Libertad, Integridad y la Dignidad Humana.

Sígueme en las redes sociales! Facebook @gestandopotencial Instagram @cecialvarezcoach Correo electrónico: cecilia@buscatucoach.com  Conversemos! Sesión Preliminar 100% Gratuita y sin compromiso.