Por Paulina Arrau

Desde mi experiencia como Coach, cuando las personas están inmersas en mucho dolor producto de un quiebre sentimental, lo único que quieren saber es qué y cómo hacer para dejar de sentirlo.

Por lo general, quienes han sido mis coachees (clientes), después de explicarme con mayor o menor detalle sobre su relación amorosa y las razones de la ruptura, lo primero que me preguntan es ¿tú sabes qué debo hacer para no sentir esta pena?, como si existiera un manual o procedimiento estandarizado que en realidad NO EXISTE.

Ahora bien, lo que sí se puede lograr es aminorar la intensidad y/o el tiempo que durará el duelo, y para eso es indispensable saber que es lo que pienso que me esta pasando, para así entender que es lo que me lleva a sentir lo que estoy sintiendo.

Por tanto, mi invitación es muy distinta, yo sugiero que sientan y conozcan su dolor.

Les dejo el siguiente ejercicio:

a) Parte 1:

  1. ¿Qué es todo lo que me duele? (Me duele extrañarlo/a, el orgullo, la sensación de fracaso, el que dirán, el estar solo/a otra vez, sentirme engañado, etc…)
  2. ¿Podrías separar las variables que tienen que ver contigo, de las que tienen que ver con lo que crees que el otro “te hizo”?
  3. ¿Cómo participaste en lo que crees que el otro “te hizo”?
  4. ¿Cuál o Cuáles son las que te duelen más?

b) Parte 2:

  1. ¿Siento frustración? ¿Qué me frustra?
  2. ¿Siento miedo? ¿A qué?
  3. ¿Cuánto de mi dolor se relaciona con mi incapacidad de aceptar que las cosas son como son?
  4. ¿Cuánto de mi dolor tiene que ver con la responsabilidad que yo siento frente a lo ocurrido?

Responde tus preguntas en un cuaderno, puedes narrar las respuestas o hacer un punteo de ideas para cada una.

b) Parte 3:

A partir de las respuestas anteriores, si pudieras ser un espectador de las mismas, ubicándote desde fuera o en tercera persona, ¿cómo responderías este otro grupo de preguntas?

  1. ¿Qué podrías decir a partir de lo que estas observando de ti?
  2. ¿Qué puedes hacer al respecto?
  3. ¿Qué puedes aprender en positivo de todo eso?

c) Parte 4:

Imagínate ahora que tú te conviertes la persona que más admiras en el mundo y sintiéndote como si fueras realmente él o ella (date unos momentos para empoderarte del personaje), pregúntate… ¿Qué me aconsejarías?

Espero que les sirva y si quieren dejar comentarios, son todos muy bienvenidos en mi Facebook @parraucoach.