¿Vos, el vecino o Stanford? (o «Cómo actualizar el ANTIVIRUS de tu mentalidad»)

Por Melina Gioia VICARIO

Lo más preciado y valioso que tenemos es nuestra mentalidad, nuestras creencias. El problema es que nadie nos enseña cómo cuidarlas. En esta nota vas a aprender cómo!

No me tires caca en mi jardín ni en mi cabeza

Las creencias que sostenemos fueron programadas por muchas personas en nuestras vidas, muchas veces bienintencionadas pero sin saber lo que estaban haciendo; una maestra que nos dijo «No tenés talento para el arte (en mi caso me dijeron que no tenía talento para el deporte ni la danza)» y BAM! lo dejamos pasar y lo guardamos como cierto, un vecino amoroso nos dice que tengamos cuidado porque todas las personas son malas, un amigo querido nos dice que no emprendamos tal proyecto porque nos va a ir mal….. Muchos lo harán con buena intención y otros quizás no tanto. El problema es cuando no tenemos un método para filtrar. Tenemos que estar atentos sobre qué creencias dejamos entrar y validamos.

Hace ya 6 años estaba yo por irme a trabajar a China. ¿Saben todo lo que me dijo mucha gente que estoy segura realmente me quiere mucho?

  • Estás loca! ¿Cómo vas a dejar Buenos Aires donde tenés una vida linda, buena y cómoda para irte a China sola?
  • Meli, eso no es para vos, no vas a poder arreglarte sola sin saber el idioma en un lugar tan diferente!
  • Meli no te vayas, vas a estar sola allá, y seguro es difícil hacer amigos.

Por suerte yo tenía muy claro mi objetivo, yo me iba a ir a China a encontrarme con mis recursos y aprender! Y eso hice! Fue una de las mejores experiencias de mi vida, y curiosamente es lo que me hizo recordar el mismísimo Tony Robbins cuando me eligió entre 2MIL personas para hacerme un coaching en vivo (Ya vieron el video adelanto?)

La cosa es que yo desde que tengo memoria que quiero estudiar en Stanford, y como aprendí a dirigir mi mente, crear estrategias poderosas y ejecutarlas de manera implacable, el año pasado puse manos a la obra; rendí el TOEFL y me saqué la nota requerida para poder aplicar (100 de 120), les mandé mis antecedentes académicos y un ensayo explicando por qué deberían elegirme para el programa. La emoción que tuve cuando recibí el mail avisándome que había sido aceptada, SUPER! Saltaba y bailaba de felicidad!

Bueno…. escuchen con atención: llego a Stanford y el primer día hay un evento de bienvenida donde nos juntan a todos los del programa intensivo de verano y el Director del programa nos da una charla. Y este señor dice: Bienvenidos a Stanford, bla bla bla, estudien mucho, sean buenas compañeros, etc y en un momento dice: «Tengan en claro que no todos pueden ser brillantes, no todos van a ser Einstein o un Nobel, la mayoría van a ser normales, así que sean realistas y no tengan expectativas tan altas»

¿QUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE?, grité en mi cabeza!!!!!! E inmediatamente apliqué un filtro.

Esa creencia, en mi mentalidad, es una creencia limitante, y NO LA VOY A DEJAR PASAR. No importa si viene del Director de Stanford, del vecino o del Papa. Esa es la creencia limitante de ese señor y yo no la voy a tomar. TODOS tenemos la capacidad de lograr LO QUE SEA si dirigimos nuestra mente y ejecutamos de manera tenaz e implacable.

Les dejo un ejercicio para pensar sobre este tema: Escriban en un papel una lista de las 5 personas con las que pasan más tiempo en sus vidas……

Ahora pregúntense: ¿Cuántas de estas personas tienen una mentalidad de progreso, de motivación, de encuentro de oportunidades? ¿Cuántas tienen un estándar más alto que el mío?

Las personas con las que pasamos más tiempo en nuestras vidas dan una señal de nuestro estándar.

La programación de la mente

Cómo periodista de tecnología y apasionada por el desarrollo y bienestar de las personas, al ver los avances de la Inteligencia Artificial (IA), siempre me pregunté: ¿cómo puede ser que hoy por hoy podamos enseñarle a una máquina a hacer lo que hace un humano, pero todavía no logramos una manera consistente de enseñarle a un humano lo que hace otro humano? Voy a que algunas personas se motivan y otras no saben cómo, algunas superan fobias y otras no saben cómo, algunas están contentas y otras deprimidas. Sería genial poder determinar qué hacen las personas exitosas y obtener la fórmula o proceso, así otras personas lo pueden aprender! Bueno, eso mismo se había preguntado Richard Bandler y a partir de eso inventó la PNL (Programación Neuro Lingüística)….. genio! En los últimos años estuve estudiando con el hasta el nivel de Master y Trainer. Y como entre tecnólogos nos entendemos (porque Richard es tecnólogo y matemático, ¿sabían?) disfruté mucho las analogías con las tecnología. La PNL permite saber cómo programamos (o programan… otros!) la mente, cómo desarrollamos creencias y cómo desafiarlas y cambiarlas cuando no nos sirven y nos limitan. Si el cerebro es el hardware, la PNL es lo que permite programar el software!

El manual del usuario del cerebro

Cuando nos compramos un celu nuevo, leemos el manual o le pedimos a alguien que nos enseñe a usarlo. Tiene sentido! Ahora, no te compras un cerebro, sino que nacés con uno, y nadie nos enseña CÓMO USARLO! Si un día llego a mi casa y hay una pintura horrible y enorme en la pared de mi habitación, lo primero que hago es sacarla, ¿verdad?, ahora yo les pregunto: ¿Cuántos de ustedes piensan en algo que los hace sentir mal todos los días o más de lo que quisieran?

Sabemos limpiar nuestra casa, nuestro closet, pero muchas veces no tenemos las herramientas para limpiar nuestra cabeza, nuestras creencias. Lo que pensamos y creemos marca la dirección y setea las oportunidades que vemos y la manera en que vamos tras nuestros objetivos. Si cambiamos lo que pensamos, cambia lo que sentimos y cambia lo que podemos hacer.

Se trata de un entrenamiento: entrenar a nuestro cerebro para ver oportunidades, eliminar las creencias que no nos sirven, crear nuevas (es nuestro cerebro!) y aprender a sentirnos bien sin motivo. Muchas personas buscan conseguir X objetivo para sentirse bien. FAIL! La fórmula es al revés; aprendé a sentirte bien sin motivo y eso te va a permitir obtener tu objetivo.

Para conocer más sobre esta temática y otras relacionadas a PNL, BioHacking, Neurociencias, Tony Robbins, conectémonos en FB

Abrazos!!!! Meli

Page: MelinaVicario