Por Braian David para Conciencia Hoy 

*Colaboración de Oscar Lalanne 

El Lenguaje Generativo

Cuando nos encontramos limitados por algún obstáculo, ya sea físico, académico o simplemente la falta de recursos, nos enfocamos en expresar nuestros sentimientos al respecto. Por ejemplo:

  • No soy bueno para la cocina
  • Nunca me destaqué en las matemáticas
  • Es que mis compañeros no trabajan como deberían
  • No me pagan lo suficiente

Lo que sucede es que cuando nos decimos este estilo de frases, también creemos que es cierto. La mente humana se toma todo en serio, por eso, si pensamos que no podemos, se convencerá de que es verdad y fracasaremos.

Esta clase de pensamientos solo nos llevan a crear realidades negativas y no avanzamos. En el coaching se busca destruir esas barreras  haciendo un enfoque desde el lenguaje, para mejorar la manera que hablamos y comunicarnos con una actitud positiva.

Mientras mejor converso, más efectivo soy en la vida.

El lenguaje sirve para definir la realidad y para diseñar futuro, también es acción. El primer tipo de lenguaje sería descriptivo, describe la realidad, por ejemplo criticar, no modifico la realidad. Desde el juicio puedo dejar mi opinión, mi parecer, lo que yo CREO.

Por el contrario el segundo lenguaje es el generativo. Es decir, generar un futuro diferente, una nueva realidad. Las  personas que hablan con lenguaje generativo proponen, dan ideas, prometen, y sobre todo son RESPONSABLES de sus pensamientos. Es decir:

Ejemplos hay cientos, lo importante es saber que situaciones en las que no sabremos cómo reaccionar, habrán. Pero es mejor buscar una solución, transformar nuestro pensamiento y enfocar nuestra mente a las posibilidades, para progresar y seguir cumpliendo metas. Como dice el viejo adagio:

En medio de la dificultad reside la oportunidad.